top of page

¿Leucemia en gatos?

La leucemia felina, también conocida como FeLV por sus siglas en inglés (Feline Leukemia Virus), es una enfermedad viral que afecta a los gatos. Este virus ataca el sistema inmunológico del felino y puede causar una variedad de problemas de salud graves.

Gato triste siendo vacunado
Gato en el veterinario

Aquí hay información clave que debes saber sobre la leucemia felina:

  1. Causa: La leucemia felina es causada por un retrovirus llamado FeLV. Se transmite principalmente a través de la saliva, la sangre y el contacto cercano entre gatos, como lamidas, peleas y compartir platos de comida o cajas de arena.

  2. Síntomas: Los síntomas pueden variar ampliamente y pueden incluir debilidad, pérdida de apetito, pérdida de peso, fiebre, anemia, infecciones crónicas, problemas dentales, tumores, trastornos neurológicos y más. Algunos gatos pueden ser portadores del virus durante años sin mostrar síntomas.

  3. Diagnóstico: El diagnóstico de la leucemia felina se realiza mediante pruebas de sangre específicas que detectan la presencia del virus. Es importante hacer estas pruebas a los gatos, especialmente antes de introducir un nuevo gato en un hogar con otros felinos.

  4. Transmisión: La leucemia felina se transmite principalmente a través del contacto cercano entre gatos, por lo que es más común en gatos que viven en grupos, como colonias de gatos callejeros o gatos que comparten un hogar.

  5. Prevención: La prevención es fundamental. Esto incluye mantener a los gatos infectados aislados de los gatos sanos y evitar el contacto cercano entre ellos. También existen vacunas disponibles que pueden ayudar a prevenir la infección por FeLV, aunque no son 100% efectivas.

  6. Manejo de gatos infectados: Desafortunadamente, no existe una cura definitiva para los gatos infectados con leucemia felina. El manejo se centra en el control de los síntomas y la prevención de infecciones secundarias. Los gatos infectados deben vivir en un entorno controlado y separados de otros gatos para evitar la propagación del virus.

  7. Cuidado a largo plazo: Los gatos con leucemia felina pueden tener una calidad de vida variable y, en algunos casos, pueden vivir durante varios años con cuidados adecuados. Sin embargo, la enfermedad es progresiva y puede ser devastadora en última instancia.

Si tienes un gato o estás pensando en adoptar uno, es importante hablar con un veterinario sobre la leucemia felina, especialmente si planeas tener más de un gato en tu hogar. El diagnóstico temprano y las medidas de prevención adecuadas son clave para proteger a tus mascotas de esta enfermedad.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page